Amar el alma

Atención: Algunas confesiones pueden contener material inapropiado para menores de edad o pueden herir susceptibilidades. Se recomienda leer bajo su propia discreción.


Empecemos con que nací en una familia conservadora, muy creyente en Dios, en la que tener una orientación sexual diferente es peor que la mayor desgracia. Pero esta no es una confesión en la que digo que tengo una orientación sexual diferente, o quizás sí, ni yo estoy segura.

Viviendo en una sociedad como la nuestra, machista y homofóbica, da miedo sentir que uno puede ser diferente y no lo que la sociedad espera de uno. Ver tanto odio es incomprensible para mi, y es que me confunden muchas cosas, como que el amor dependa del sexo. Creo que la gente confunde esto mucho. Si conozco una persona que me apoya, que está ahí para mí, que me hace mejor, que es todo lo que se supone que es una pareja o todo lo que uno busca para enamorarse, pero si esa persona es de mi mismo sexo entonces no puedo amarla. ¡Y cuidado! Hablo de amarla, no de tener sexo, algo que muchas veces ven relacionado cuando la mayoría de veces no es así. Entonces, volviendo a lo anterior, no puedo enamorarme porque es de mi mismo sexo; a veces pienso qué sucedería si un día mi pareja amaneciera siendo mujer ¿lo o la dejaría de amar? Entonces llego a mi deducción: ¿amamos a las personas, su esencia, su alma, o amamos su pene y su vagina? Porque para mi el amor está en su alma, no en su sexo, y me cuesta imaginar que el amor dependa de esto.

Así que a lo largo de mi vida puedo decir que me he enamorado de hombres y mujeres porque he amado sus almas.

-Anó[email protected]

Arte por Demian

 


No olviden dejar sus comentarios, por favor sigan enviando sus historias. Recuerden que también nos encuentran en Facebook (BlogSoyAnonimo) y en Twitter (@BlogSoyAnonimo)

Para publicar una historia anónima en nuestro blog, pueden dejarla anónimamente en nuestro formulario, o escribir un correo a [email protected]. No olviden nuestras normas de convivencia.

— Equipo Soy Anónimo

Dirección General: Omar Gamboa @OmarGamboa Editora: Lina M. Parra @wildlina Correctora de estilo: Daniela Echeverry @faerica

6 Comment

  1. TATIANA says: Responder

    Son dos contextos completamente diferentes uno es el amor que tenemos hacia los demás, en la vida llegamos a amar a los padres, hijos, hermanos, a la pareja, amigos, esto porque el amor se manifiesta de diferentes maneras y en diferentes personas donde uno siempre va a desear todo lo bueno a la persona que amamos, independientemente del sexo; y otra completamente diferente es el sex con los demás, que no es otra cosa que un sentimiento de intensa atracción emocional y sexual, el deber ser es que siempre se tenga sex con la personas que amamos de verdad y no por una satisfacción.
    En conclusión, somos de libres de amar, hacer y tener lo que queramos, en todo sentido.
    Solo por curiosidad, ¿con cuantas personas no hemos tenido sexo sin amarlas?

  2. Hemeterio y Felipe (el regreso) says: Responder

    Aún atados a preconceptos, admitamoslo los seres humanos somos mamíferos, somos de carne y hueso, somos hormonas y algo de neuronas, llevamos el fuego en nuestras venas, sed y hambre de placer. Ya no más mojigatos y mojigatas, no más seres morrongos dejando pasar oportunidades, que sabio los perros, olfatean traseros si hay necesidad por parte y parte, solo lo hacen…No nos limitemos, no nos cohibamos…Todo el mundo a tirar!!!!

    1. Yose says: Responder

      Quizá la única manera de sentir tu alma es cuando tienes sexo, es ahí donde te conectas contigo… eso me pasó por un largo tiempo, ya pude elevarme.

  3. Benedicto XVI says: Responder

    No es una sociedad machista ni homofóbica, decir tal cosa es ofensiva. Simplemente es una sociedad con las cosas claras, como debe ser. Como Dios manda, como la naturaleza es.

    1. anonymo says: Responder

      Que los hombres tengan mas posibilidades que las mujeres, que pensemos que los hombres son mas fuertes e inteligentes solo por el hecho de tener un pene te parece eso correcto, » COMO DIOS LO MANDO» .

      Enserio no podemos amar a alguien que no sea del sexo opuesto te parece eso «CORRECTO»

  4. Caminante says: Responder

    El humano está compuesto de cuerpo, alma, espíritu y sombra.

    Nuestra naturaleza no nos permite controlar las pasiones, ese sentimiento que nace fuera de nuestro control.

    La atracción es un ciego imán que no entiende de los conceptos humanos, como tampoco de sus “defectos”.

    Lo natural está marginado por el poder, algo así como el blanco y el opuesto es negro, olvidan la serie de grises que hay ente ellos, y con el cuerpo humano pasa la mismo.

    También hay que separar el cuerpo del resto. El alma es donde se aloja nuestra vara de medir, algo así como la justicia, pensad en desalmado, y es cuando ese cuerpo envía el alma a su sombra, no puede eliminar su alma.

    Lo valioso es el espíritu, es esa inercia espontaneo, sincera, que no tiene prejuicios, se salta las reglas impuestas por religiones, te dicen lo que está bien y lo que está mal.

    ¿Quién está en poder de la verdad?, ellos no.

    No amas a su alma, es a su espíritu. Recuerda que el amor es inmortal, ese sentimiento es intocable, y el deseo es del cuerpo es otra cosa, es físico y se trata solo de placer. Puedes tenerlo sin necesidad de estar enamorada.

    Un ejemplo.

    El abrazo, cuando abrazas a la persona que amas ¿Qué ocurre en esa unión de los dos cuerpos?, sencillo, las dos auras se han mezclado, no hay sexo, es magia, bienestar, felicidad, una posición de fuerza natural.

    La semántica del amor es falsa y no me gusta la palabra amor, es pequeña y no encierra la grandeza de ese sentimiento.

    Sigue tu camino, no escuches a nadie, es tu libertad.

Deja una respuesta