Mientras nieva

Atención: Algunas confesiones pueden contener material inapropiado para menores de edad y pueden herir susceptibilidades. Se recomienda leer bajo su propia discreción.


Afuera el tiempo era espantoso, una noche extremadamente fría, caía nieve en abundancia y lo cubría todo. Las calles estaban blanquísimas, silenciosas y despejadas, nadie se atrevía a salir con una temperatura tan extrema. No se veía ninguna persona, ningún coche, ningún animal. Ya las autoridades habían dado el aviso para que nadie abandonara su casa durante la tormenta.

En la habitación 286 de un humilde hotel en Anchorage, Tony Rodríguez miraba por la ventana el paisaje mientras encendía un cigarrillo. Había recibido una visita que cada vez se hacía más habitual y ya empezaba a irritarlo.

La habitación constaba solamente de un baño y un cuarto pequeño, donde una cama doble, una mesa de noche, un televisor, una lámpara y la calefacción conformaban el inmobiliario. Una biblia sobre la mesa de noche, cuadros con fotos de los paisajes de Alaska en una de las paredes y un par de toallas en una puntilla era todo lo que tenía el tipo de habitación más económico del Anchorage Downtown Hotel.

martin-strankaSobre la cama, envuelta en su grueso abrigo de piel de oso, Sedna, una mujer esquimal perteneciente a los indígenas del pueblo inuit, observaba la televisión. Por su parte, Tony, de pie, terminaba con su cigarrillo mientras la observaba detenidamente.

No sé por qué te empeñas en venir aquí. ¿No te preocupa tu esposo?

Esposo viajar por varios días, irse en su kayak en busca de la foca mágica— contestó la esquimal sin dejar de ver la televisión.

Aun así no creo que hagas bien.

Yo, mujer, necesitarte dentro de mí.

Tony apagó su cigarrillo y se sentó sobre la cama al lado de ella. También puso atención al televisor que emitía un programa de videos musicales; en ese momento sonaba la canción Tom Tom de Holy Fuck.

Mujer estar lista para ti— dijo la esquimal mientras extendía sus piernas.

Sedna abrió su abrigo dejando ver a plenitud sus formas; debajo de éste no traía nada más puesto. Su cuerpo desnudo era menudo, de tez del color del yodo, pechos grandes por estar lactando aún a un bebe de 9 meses; lo más notorio era la cantidad de vello púbico en sus partes íntimas, pelos gruesos que se amontonaban sobre su pelvis y llegaban incluso hasta parte de sus piernas, arremolinados, de una negrura espesa y profunda. Era claro que aquella mujer nunca se había depilado.

ai-xuan-2Tony se inclinó hacia ella, acercó su boca a sus pechos, los besó, dejó que la suave piel de los senos acariciara su rostro, el cual se hundía en aquellas redondeces. Con sus dedos apretó suavemente uno de los pezones, luego los lamió con la punta de su lengua; con movimientos circulares su lengua ensalivada los acariciaba una y otra vez. Los senos se engrandecieron, la piel se estiró, pasaron de ser unas dulces naranjas a ser unos enormes y jugosos melones. Después, con su boca en uno de los pezones ya duros, succionó.


Mientras Tony bebía de la leche, una de sus manos se había adelantado y tomaba el camino bajando por el vientre, el ombligo y luego ya uno de sus dedos atravesaba la maraña de pelos, hurgando en aquella parte que más calor percibía, que ardía.

En tanto su dedo se deslizaba, sentía la humedad y entraba con suma facilidad, adelantándose al acto sexual. Afuera, y sin que ellos lo notaran, empezaba a nevar con más ímpetu, y trepado en las ramas de un enorme sauce que daba justo a la ventana de la habitación 286, un esquimal vigilaba a su esposa a través de la ventana.

-Anó[email protected]

Imágenes: Photo by Martin Stranka Art by Ai Xuan


No olviden dejar sus comentarios, por favor sigan enviando sus historias. Recuerden que también nos encuentran en Facebook (BlogSoyAnonimo) y en Twitter (@BlogSoyAnonimo)

Para publicar una historia anónima en nuestro blog, pueden dejarla anónimamente en nuestro formulario, o escribir un correo a [email protected]. No olviden nuestras normas de convivencia.

— Equipo Soy Anónimo

Dirección General: Omar Gamboa @OmarGamboa Editora: Lina M. Parra @wildlina Correctora de estilo: Daniela Echeverry @faerica

26 Comment

  1. Angela says: Responder

    Excelente la mejor historia en tida la hustoria del blog

  2. Angela says: Responder

    Excelente la mejor historia en toda la historia del blog!

  3. Paprika says: Responder

    MUY BUENA! Deja a quien lee siempre en expectativa, el final igual, expectante e inquietante. Felicidades historias como esta marcan la diferencia.

  4. Afrodita! says: Responder

    Excelente historia, llena de erotismo y descripciones de las situaciones! Un acierto literario, que nos permite viajar a través de estos personajes, gracias por compartirlo!!!

  5. Clau says: Responder

    Muy buena historia, una trama muy interesante… Deja al lector con el deseo de leer un poco más!

  6. Andrea Fuentes says: Responder

    Parece que la historia continuará?
    Hay segunda parte?

    Esta muy interesante y entretenida.

  7. Anonimo:) says: Responder

    No me esperaba una historia erótica, de todas formas resulto una excelente relato que te deja con ganas de leer aun más. Me intriga saber que pasará después.

  8. Luis Alberto says: Responder

    Por favor pueden publicar el resto de la historia desde la semana pasada estoy esperando por la segunda parte.

  9. Gatita Caliente says: Responder

    Excelente!!!

  10. Martha says: Responder

    “El sexo se debe disfrutar, encontrar placer en cada caricia, beso, etc. Pero siempre tiene que ser en base al consentimiento de las dos partes, explorar sus cuerpos, sus sentidos y dejar libre todos los deseos”.

  11. NIcaela says: Responder

    … deja claro que hay muchas formas y variedades de placer y no significa que uno u otro estén locos por hacer lo que se les ocurra…esas “locuras” como algunos le llamarán son las que le ponen picante a una relación… las mujeres tienen derecho a gozar de su sexualidad y de su cuerpo como objeto de placer… y no es que sean put*s es que las mujeres de antes en muchos casos nunca llegaron a experimentar un orgasmo de verdad, se limitaban a abrirles las patas al marido para el mete y saca y ya! Ellas tienen derecho a enloquecerse en la cama y les encanta que les hagamos esas maldades sabrosas. El pene no es el único órgano sexual señores… dejen volar la imaginación y verán lo rico que es que una hembra nos llame para decirnos que en la noche nos espera con postre incluido… el que no lo hace lo ve hacer

  12. Lizeth says: Responder

    Me encanto la estructura de los diálogos, el español entre cortado de la indígena (Muy bueno), lo descriptivo aunque desagradable de sus bellos y la falta de depilación en su intimidad, le da realismo. La gente cree que 50 sombras de Grey es la panacea, pero historias cortas como estas tienen más intriga que semejante libro.

  13. Francy says: Responder

    Qué pasa? El esquimal los sorprendió y?????

  14. patty says: Responder

    Disfruto…..

  15. EvaristoMatagunsa says: Responder

    Mujer lactando? Con esposo? y en esas ? No quiero juzgar…pero luego dicen q los malos somos los hombres

  16. Marly says: Responder

    Uff, de lo mejor que he leído en anónimos, me place ver que ha mejorado la calidad literaria en soyanonimo 🙂

  17. Carlos says: Responder

    Q buena ni que nada, cómo puede terminar una historia en su pico más alto, a quién se le ocurre terminarla, cuando se ve q va empezar lo bueno….P a t e t i c o.
    Es como muchas mujeres bellas, lo dejan a uno iniciado (No hay derecho!)

    1. Lina says: Responder

      Que pésimo comentario respecto a las mujeres, se nota lo machista del comentario, la historia es muy buena, el final deja el suspenso en la atmósfera, no era necesario desarrollarla.

      1. CARLOS says: Responder

        Pues es lo que pienso, hay muchas mujeres que mucho tilin y nada de nada, si no están interesadas pues que no ilusionen

        1. Lina says: Responder

          Si claro!
          Ustedes los hombres solo quieren es tenerlo a uno de objeto sexual.Así o más claro?

  18. Marcela says: Responder

    Excelente historia!

  19. Chris says: Responder

    «Esta es una de las historias más deliciosas que he leído últimamente. Las dosis de intriga y erotismo te obligan a seguir leyendo hasta acabarla. con un enclave desconocido para la gente de hoy día, un paraje tan desconocido como Alaska es bien recreado, las escenas hacen que sientas el frió en tu propia piel además que hacen hervir la sangre a la lectora más fría, una combinación de hielo y fuego, lo frió del paisaje y lo ardiente del sexo (vaya mezcla) Para las mujeres que saben…no hay como hacerlo en ambientes fríos 😉
    Puedes sentir el aroma de sus cuerpos, el rubor de su piel y el éxtasis que alcanzan al detalle¨
    Para amantes de este tipo de lecturas eróticas y con sentido, les recomiendo el libro el Club de Sharon Page.
    Felicitaciones a la escritora, espero más historias de ella

  20. Jose says: Responder

    No es escritora, es escritor.

  21. Alex por siempre says: Responder

    La historia hace mención a un vídeo – Tom Tom de Holy Fuck. Nunca lo había visto, lo busque en youtube y déjenme decirles que es bastante demencial y enfermiza. Los paisajes del vídeo tienen relación con la historia, se ve que es bien estructurada . La canción Du HAs le queda en pañales. Soy sicologo y puedo asegurar que el escritor de la historia está loco.

  22. Raúl says: Responder

    Espero ansioso la segunda parte

  23. Chi ...mol...trufia says: Responder

    Excelente!!!

Deja una respuesta