No llego a una conclusión

Atención: Algunas confesiones pueden contener material inapropiado para menores de edad y pueden herir susceptibilidades. Se recomienda leer bajo su propia discreción.


He reflexionado últimamente sobre mi situación y, como de costumbre, no llego a una conclusión. Tengo un objetivo, una determinación que me levanta aun cuando ya estoy derrotado. Tenía 11 años cuando decidí terminar con mi vida. Pero la conciencia dictaba a regañadientes que era un acto de cobardía. Además, la muerte cuesta. ¿Por qué dejar gastos a mi familia? Y llegaron los 19, dos años me bastaron para financiar mis gastos funerarios. Entonces surgió una incógnita: ¿cómo debería morir? Nunca fui mediocre y si voy a morir será con éxito. Ya estoy por cumplir los 24, con dos carreras técnicas terminadas y la universidad por concluir, me falta trabajar un poco más. ¿Acabar una maestría? Tener mi ansiada casa donde, al llegar, en mi mesa esté una botella de tequila, disfrutar de Lacrimosa, disfrutar de los placeres carnales (masturbarme), bañarme y descansar. Todo esto antes del ansiado día cuando cumpla 37. Espero ese día llueva y se nuble el cielo. ¡Me gustan esos días! Y sólo así disfrutaré de mi última botella y estrenaré la bala que dictará sentencia a mi vivir. Sólo espero tener la misma determinación de seguir bebiendo mientras sufro del inmenso dolor que dejará la bala en mi corazón.

-Anó[email protected]

Imagen: Malchik 2′ por Igor skaletsky


No olviden dejar sus comentarios, por favor sigan enviando sus historias. Recuerden que también nos encuentran en Facebook (BlogSoyAnonimo) y en Twitter (@BlogSoyAnonimo)

Para publicar una historia anónima en nuestro blog, pueden dejarla anónimamente en nuestro formulario, o escribir un correo a [email protected]. No olviden nuestras normas de convivencia.

— Equipo Soy Anónimo

Dirección General: Omar Gamboa @OmarGamboa Editora: Lina M. Parra @wildlina Correctora de estilo: Daniela Echeverry @faerica

1 Comment

  1. hoy que pesado ! pero la narrativa esta bien. mejor deberías dedicarte a escribir en lugar de pensar en la brillante bala !

Deja una respuesta